miércoles, 22 de abril de 2009

Sillón Zen, de Kwok Haï Chan



En el año 1969 el diseñador Kwok Hoï Chan consiguió desarrollar un sillón único que rápidamente te convirtió en un objeto de culto. Con el nombre de Zen, este asiento reunía comodidad y diseño, todo un hito para el momento. A pesar de los años han pasado, el sillón Zen continua manteniéndose como un producto de alta calidad y líneas modernas para el que no pasa el tiempo. Aún hoy es un útil complemento con suficiente entidad como para situar junto al sofá más vanguardista del momento.




Desde le primer momento, el fabricante francés Steiner París se encargó de su producción. En junio de 2003 lo reeditó tapizado en los tejidos rojo Beluga, naranja, blanco anís y berenjena. Un año más tarde, en 2004, lo presentó en cuero o vinilo, con lo que pasaba de ser un objeto de deseo a un práctico asiento para los ambientes más actuales. Con una medidas de 96x69x66 cm, el sillón Zen no sólo mantiene el tipo, sino que desafía en diseño y confortabilidad a los modelos más recientes que han aparecido en el mercado.



Steiner París es una firma conocida en todo el mundo por sus creaciones en mueble tapizado. Nacida en 1920, los diseños que produce comparten tres características fundamentales, comodidad, diseño de vanguardia y líneas curvas. Además, ha sabido mantener el equilibrio en su catálogo, que incluye tanto creaciones emblemáticas de la firma como verdaderas apuestas por jóvenes talentos del diseño.